Los números de Eden Hazard durante las tres últimas temporadas superan los de Isco Alarcón. El jugador del Real Madrid vive una situación difícilmente reversible y, ante la posible llegada del jugador del Chelsea al Bernabéu, el malagueño sale perdiendo en goles, asistencias y minutos jugados.

    Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Esta vale por diez mil. Florentino Pérez abrazándose con los dos señalados, Isco y Asensio. Los tres felices y sonrientes. Fotaca. La escena es de este mismo viernes en la comida de Navidad del Real Madrid. El presidente ha querido ganarse a ambos para la causa porque sabe que en sus pies está el futuro del equipo de Solari, pero también ha habido toque de atención para que mejoren su rendimiento... y su actitud.

    El futuro de Isco en el Real Madrid pinta cada día más oscuro. Su enésimo mal partido, esta vez ante el CSKA, y su desplante a la grada le acerca cada vez más a la rampa de salida del Bernabéu. Señalado por algunos pesos pesados del vestuario, suplente para el entrenador y perezoso para la cúpula, el caso Isco tiene muy mala pinta.