Euroliga: Real Madrid 94-86 Mónaco

El Madrid roza la perfección y el abismo contra el Mónaco

El mejor y el peor Real Madrid regresó con victoria en la Euroliga ante el Mónaco, que llegó a remontar 25 puntos y a poner en serio riesgo la victoria madridista

Guerschon Yabusele fue el mejor de los blancos, con 18 puntos, mientras que Mike James lideró a los monegascos, a los que llevó a rozar una remontada que habría sido histórica

Carroll rompe su silencio: «Me levanté pensando en el Real Madrid…»

Jaycee Carroll vuelve a una cancha de baloncesto para animar a Willy Hernangómez

Real Madrid
Taylor, en una acción ante el Mónaco. (Realmadrid.com9

El Real Madrid sufrió más de la cuenta en el Wizink Center. Después de la derrota en el Pireo ante Olympiacos, los madridistas regresan a la senda de la victoria en Euroliga, con un partido lleno de luces y de sombras. Los de Pablo Laso se impusieron por 94-86 al debutante y hasta entonces invicto AS Mónaco, en un encuentro que dejaron resuelto en el primer cuarto, pero que acabaron complicándose de manera inexplicable. La victoria llegó en el último minuto, con un triple de Rudy que sentenció.

Guerschon Yabusele y, sobre todo, Mike James fueron los mejores del partido. El francés se fue hasta los 18 puntos y 25 de valoración, pero mejor aún fue la aportación del estadounidense, clave en la reacción monegasca, que con sus 24 puntos, nueve asistencias, cuatro robos, tres rebotes y 34 de valoración llegó a poner en serios aprietos a los madridistas, pese a irse de más de 20 en un comienzo casi perfecto.

Partido peligroso el que les esperaba a los madridistas en la tercera jornada de Euroliga. En una semana en la que disputarán dos encuentros en casa, se hacía necesario imponerse en el primero, para no hacer saltar las dudas tras sumar el primer tropiezo del curso. El conjunto del Principado visitaba por primera vez el Wizink buscando continuar su buena racha, que les ha llevado a ganar los dos primeros encuentros del curso en Europa.

Sin embargo, los de Laso no querían darles opción alguna. Salieron más que enchufados los blancos al parqué y pronto abrieron una brecha insalvable. Con un parcial de 27-6 se marcharon a más de 20 en el marcador en los primeros minutos, desquiciando demasiado a los monegascos, que eran incapaces de frenar el bombardeo constante al que les sometían los locales.

Los primeros minutos fueron un auténtico recital de juego de los blancos, que además dominaron claramente en defensa. Al poco acierto del Mónaco, se sumó la superioridad de los madridistas bajo su aro, cazando nada más y nada menos que nueve rebotes en defensa en el primer cuarto. Mientras tanto, el conjunto blanco se iba a un 77% de acierto en el tiro, con Yabusele y Hanga como principales anotadores –10 y 9– de los 30 que hizo el equipo.

Con 18 de ventaja (30-12) comenzaron el segundo cuarto, pero la diferencia aumentaría pronto hasta los 25, con un 44-19. Sin embargo, llegó la reacción del cuadro de Montecarlo. Se pusieron manos a la obra los de Mitrovic para recortar 13 puntos en los siguientes minutos, liderados por  Mike James, que cerró la primera parte con 10 puntos y cinco asistencias. Al acierto durante la segunda mitad del cuarto de los visitantes, se sumó un descenso considerable en la anotación de los blancos, fruto quizás de la relajación.

La enorme renta que habían conseguido durante los primeros 15 minutos les llevó a, pese al 21-27 de parcial para el Mónaco, a no notar en exceso el descenso de la diferencia en el marcador, que era de 51-39 cuando se marcharon a los vestuarios. Sí que se hizo más evidente a partir del tercer acto, llegando a poner en riesgo en serio la victoria de los madridistas, que se vieron obligados a resolver al final.

De la perfección al abismo

Comenzó el tercer cuarto con una dinámica similar al del segundo. James seguía a lo suyo, asistiendo y anotando a partes iguales. A destacar un triple desde su casa y un envío al aro para el alley de Donta Hall. Entre los dos estadounidenses consiguieron los visitantes hacer bajar la diferencia de los dos dígitos, para desespero de Laso, que tuvo que intervenir.

Pero ni con esas. El Real Madrid se había desactivado por completo en ataque y, únicamente, Heurtel y Causeur respondían a la efectividad monegasca. Se fue hasta 24 puntos James, con un triple espectacular sobre la bocina que dejaba abierto todo de cara a los últimos 10 minutos, con los blancos asomándose cada vez más al abismo y el Mónaco a siete (74-65).

Entonces parecía que los madridistas despertaban con la vieja guardia, representada en Tavares y Taylor. Duró poco el amago de reacción. Desde la línea de tres comenzó a hacer mucho daño el Mónaco, ante la pasividad defensiva de los de Laso, que les llevó a remontar el encuentro y ponerse dos arriba a falta de tres minutos, con Thomas como protagonista.

Comenzaba un partido totalmente distinto, después de todo el partido dominando y llegando a gozar de una diferencia de 25 en el segundo cuarto. Con la igualada de nuevo en el marcador, llegó el favor de Thomas a los blancos, con una personal sobre Yabusele mientras lanzaba de tres, que no perdonó. Líder de los blancos al comienzo del partido, aparecía al final para rescatarlo de la derrota. Pero fue Rudy el que certificó el triunfo, con un canastón a falta de menos de un minuto que mandó a los blancos a cinco.

Después de lo que apuntaba a una victoria más que plácida, el Real Madrid terminó sufriendo más de lo esperado para doblegar al Mónaco. Los blancos se quedan con un balance de dos triunfos y una derrota, igual que los monegascos. El próximo viernes, reciben al Panathinaikos, que ha perdido en sus dos últimas salidas.

Lo último en Baloncesto

Últimas noticias