Thompkins, Garuba y Tavares, únicos interiores en la rotación de Laso

El Real Madrid, ‘obligado’ a fichar para sustituir a Randolph

Al Real Madrid le toca mover ficha tras conocer que uno de sus estiletes ofensivos, Anthony Randolph, estará lo que resta de temporada de baja tras romperse en tendón de aquiles. En el club no tenían la intención de reforzarse, pero en la batería interior sólo quedan Tavares, Thompkins y Garuba con peso en la rotación

Randolph sufre una rotura en el tendón de aquiles y se pierde lo que resta de temporada

Randolph
Randolph lanza a canasta ante Baskonia. (ACB)
  • OKDIARIO

La planificación del Real Madrid no está encontrando el respaldo necesario por parte de los condicionantes externos para poder el plan estipulado. Una política de restricciones para mantener la viabilidad era el camino a seguir, pero a la marcha de Campazzo a la NBA se le suma ahora una lesión inoportuna a más no poder. Anthony Randolph tiene roto el tendón de aquiles y estará cerca de un año de baja, dejando a Pablo Laso con una rotación interior de sólo tres hombres que obliga a solicitar al, si cabe con más fuerza, una excepción en forma de fichaje.

La dirección deportiva del Real Madrid tiene varios hombres marcados en la agenda, prácticamente en todas las posiciones, pero su scouting contaba con un muro inquebrantable debido al cierre del grifo económico desde el club. En la sección entendieron esta decisión como lógica debido a la pandemia del coronavirus, y se resignaron con conocimiento de causa incluso a sabiendas de la inminente salida de Campazzo. Pero ahora, con Randolph fuera, la solución en forma de fichaje se antoja imprescindible para poder seguir compitiendo.

La realidad del Real Madrid en el poste, contando ya con la baja de Randolph, se resume en tres nombres. Walter Tavares, Trey Thompkins y Usman Garuba son los únicos interiores con peso específico en la rotación de Pablo Laso, toda vez que Felipe Reyes, en su temporada de despedida, no parece estar para más que algunos minutos en ACB. Edy y Trey son realidades y se encuentran en un momento de forma excelso, pero ellos, con la ayuda del adolescente Garuba y un eventual paso de Deck al ‘4’, no completan el mínimo necesario dentro de un calendario que no perdona a las rotaciones cortas.

Opciones y un mercado cerrado

El mercado de fichajes se encuentra en un punto favorable para acometer alguna incorporación. El Real Madrid tiene el suficiente caché histórico como para atraer a figuras a este o el otro lado del charco, y es precisamente en la NBA donde podría encontrar a algún jugador que satisfaga sus necesidades. Sin embargo, el principal pero se encuentra, como sucediera tras el anuncio y la posterior marcha de Campazzo –entre las que transcurrieron meses–, en el músculo económico, o concretamente en la falta de él a estas instancias de juego.

Walter Tavares, Trey Thompkins y Usman Garuba son los únicos interiores con peso específico en la rotación tras la lesión de Randolph

La crisis del coronavirus ha hecho mella en el Real Madrid, como en cualquier otro club de élite europea, y siempre pensando en la economía a corto, medio y largo plazo, desde la entidad se cerró el grifo a incorporaciones, con la excepción de Alberto Abalde, un fichaje considerado como estratégico y que la sección sabía que saldría más caro en caso de posponerlo unos meses.

Abalde era una necesidad, pero no Zizic, que estaba apalabrado e incluso firmó su contrato o un sustituto de Campazzo, también con jugadores cerrados. Sin embargo, ahora el escenario es diametralmente opuesto. Con un parche en el puesto de base y otro en el de cinco, las probaturas deben regresar a su sitio inicial al ver como el teórico ‘4’ titular será baja un año. Thompkins y Garuba se alternaban como pívot suplente de Tavares, pero ahora deben ser los ala-pívots, por lo que o bien se firma a otro jugador en el puesto que les permita seguir ejerciendo de ‘agentes dobles’, o se ficha el ansiado ‘5’ que dote del poderío suficiente al Madrid en la zona y, de paso, permita dosificar a piezas indispensables de cara a los momentos calientes de la temporada.

Lo que pierde el Madrid sin Randolph

La baja de Randolph no es una cualquiera para el Real Madrid. Sin un claro faro en lo ofensivo, la calidad individual del jugador nacido en Wurzburg era más útil que nunca para Pablo Laso, que consiguió reenfocar al ‘4’ después de un inicio algo dubitativo. Anthony estaba llegando a su punto máximo de forma justo cuando se produjo una lesión que puede marcar su carrera deportiva, ya con 31 años.

El Real Madrid tiene el suficiente caché como para atraer a figuras a este o el otro lado del charco, y en la NBA podría encontrar a algún jugador que satisfaga sus necesidades

Randolph, pese a su altura, es un jugador liviano, lo que le puede favorecer a la hora de recuperarse plenamente, pero su baja se prolongará hasta más o menos un año, y el Madrid se queda sin los puntos y el desequilibrio de uno de los clásicos de la plantilla en los últimos años, que además tiene contrato hasta el 30 de junio de 2023. Los 9’3 puntos y 3’6 rebotes de Anthony, en sólo 18 minutos de media en Euroliga, deberán ser compensados con otro jugador, o con la colaboración de una plantilla de mínimos después de bajas, ajustes y fugas.

Lo último en Baloncesto

Últimas noticias