Con Reinier, Rodrygo y Marc Gual el filial blanco aspira a todo

Un Castilla galáctico para Raúl diseñado para el ascenso

Las incorporaciones de Reinier y Marc Gual, sumado al regreso de Rodrygo, permiten a Raúl tener una plantilla de lujo en el Castilla, que tiene licencia para soñar con todo.

Raúl

Tras mucho sufrir, tras pasarlo realmente mal en algún tramo de la temporada, cuando los méritos eran notables y los resultados esquivos, después de ver cómo las lesiones, varias de larga duración, han golpeado con dureza a un vestuario joven e inexperto, pero con ganas de hacer grandes cosas y hasta tras coquetear peligrosamente con los puestos de descenso a Tercera, Raúl tiene a su disposición a tres incorporaciones de lujo –Reinier, Rodrygo y Marc Gual– que le permiten soñar con todo.

Tiempo para lograr un objetivo que el club descartó hace varios meses por motivos obvios tienen. La cuarta plaza está a seis puntos cuando todavía quedan 39 por disputarse. De hecho, si no llegan a haber dejado escapar hace una semana la renta de dos goles ante el Rayo Majadahonda las posiciones que permiten disputar la fase de ascenso a Segunda división estarían todavía más cerca para el Castilla. Lo que es evidente es que lo que era no hace tanto un reto imposible, con la presencia habitual de Reinier y Gual y la puntual de Rodrygo debe ser un objetivo que conseguir. Raúl tiene en sus manos un Castilla galáctico.

Marc Gual, que ha llegado cedido en el mercado de invierno procedente del Girona, aunque pertenece al Sevilla, ha dado un salto de calidad notable al equipo en ataque. La lesión de Pedro dejaba la delantera muy debilitada, pero el club se movió rápido y bien para reforzarse con un jugador que tiene calidad, gol y, sobre todo, experiencia, lo que más anhela el filial madridista. A la llegada del catalán hay que sumar la incorporación de Reinier.

El brasileño debutará ante el Sanse tras conseguir con Brasil sub 23 -tiene 18 años- la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio. En su primera semana de entrenamientos en Valdebebas ha dejado impresionado a Raúl y a su cuerpo técnico, quienes destacan su calidad y, sobre todo, su físico. Reinier, que tiene claro que quiere ayudar lo máximo posible al Castilla, es el otro refuerzo de lujo, aunque no el último.

A última hora del viernes se conocía que Rodrygo, que se había quedado fuera de la convocatoria del primer equipo para jugar contra el Levante en Liga, regresaba al filial, equipo con el que tiene ficha y con el que ha disputado esta temporada dos partidos, completando un equipo de lujo para Raúl y para un Castilla que tiene licencia para soñar con todo en el tramo final de temporada.

Lo último en Cantera

Últimas noticias