Sus cualidades invitan al Real Madrid a lanzarse

Camavinga antes que nadie

Eduardo Camavinga es uno de los grandes objetivos del Real Madrid para la próxima temporada. Sus cualidades se unen a una juventud que contrasta con la madurez y la capacidad de liderazgo mostrada en el Rennes en su campaña de explosión en la élite.

Camavinga: "Mi futuro lo veremos al final de la temporada"

camavinga
El PSG se entromete en el fichaje de Camavinga.

Las miradas de la dirección deportiva del Real Madrid de cara a la próxima temporada continúan centradas en un refuerzo para el centro del campo, un hombre que permita dar un salto de calidad a la ya talentosa línea de medios de la que dispone Zinedine Zidane. Nombres contrastados en la élite –a pesar de su juventud– como Pogba, Van de Beek o Fabián forman una lista en la que destaca un niño de apenas 17 años, Eduardo Camavinga. 

¿Por qué apostar por Camavinga antes que por un jugador más hecho? La primera explicación gira en torno a la adaptabilidad del jugador al actual Real Madrid. Con la apuesta de Fede Valverde y la permanencia de Kroos, Casemiro y Modric, junto a Isco, no añade prisas en torno a la llegada de una estrella o un creador de juego que de el máximo nivel con inmediatez.

El puesto que queda vacante es el de reemplazo de un intocable Casemiro, un rol que Camavinga ha empleado de forma notable en el Rennes, al contrario que Fabián o Pogba, quienes han dejado constancia de su preferencia por puestos de un rol más encaminado a la ofensiva y la creación en sus respectivos equipos. Van de Beek sale aquí de la ecuación por sus condiciones de mediapunta o centrocampista llegador.

Camavinga no tendría la urgencia de llegar como titular o con minutos asegurados, y aprender de Casemiro en todo un Real Madrid resultaría más que satisfactorio para que a medio plazo pueda relevar al brasileño en sus funciones. Eso, si no se desmarca como un interior con mayor vuelo, algo que también es a tener en cuenta si se resalta su capacidad de conducción y la variedad de recursos en el pase.

Maduro y ‘barato’

Nacido en 2002, en el Madrid destacan la madurez del jugador como contrapeso a una edad que a priori le prohibiría aportar en el primer equipo. Su personalidad y una capacidad de trabajo sobresaliente le permitieron hacerse un hueco en el Rennes y comandar al club francés a una brillante clasificación para la Champions League. Las apuestas por la juventud salieron en positivo en el caso de Vinicius y Rodrygo y Camavinga invita a volver a aventurarse en este mercado.

Prudente en sus últimas declaraciones, Camavinga no cierra la puerta al Real Madrid y el Rennes, aunque su deseo es retenerlo en propiedad, no puede hacer oídos sordos al interés del club español y otros grandes, que han llamado a la puerta preguntando por su gran perla. El precio de salida del futbolista de origen angoleño está por especificar debido a las particularidades de la situación por el coronavirus, pero con casi total seguridad sería inferior al de los Pogba, Fabián o Van de Beek en la carrera por convertirse en el nuevo socio del centro del campo del Madrid.

Lo último en Fichajes

Últimas noticias