Fue sustituido ante el Angers

Nuevo lío con Mbappé: cara de enfado y decepción al ser cambiado

El PSG ganó por la mínima al Angers pero Kylian Mbappé, que no cuajó un buen partido, se marchó cabizbajo y con cara de pocos amigos tras ser sustituido en el minuto 79

mbappe
Mbappé, tras su cambio.
  • OKDIARIO

Kylian Mbappé no atraviesa su mejor momento en términos deportivos, y en el choque que midió al Paris Saint-Germain con el Angers, correspondiente a la Ligue 1, la frustración se tradujo en sustitución y el cambio, en enfado de la gran estrella de futuro del conjunto capitalino. Mbappé fue reemplazado en el minuto 79 del choque y su respuesta fue una cara larga que deja la duda de si la decepción es personal o recae en la decisión de Mauricio Pochettino –dirigiendo desde casa tras contraer el coronavirus– de retirarle del terreno de juego antes de tiempo.

En cualquier caso, Mbappé parece estancado en el Paris Saint-Germain. Sus aspiraciones son las mismas año a año y la frustración de no llegar a lo más alto en la Champions League y saberse casi ganador por decreto de la Ligue 1 no parecen ayudar. El Real Madrid, desde su prisma, cada vez aprieta más para realizar un traspaso que apunta a ocupar un lugar histórico en el fútbol moderno, y las puertas que hace meses parecían cerradas, cada vez van abriéndose más y más para los blancos.

Mbappé no cuajó su mejor actuación ante el Angers, en un choque decidido por un solitario gol de Kurzawa en el minuto 70, después de varios episodios de sufrimiento del PSG ante una de las revelaciones de la temporada en Francia. Kylian estaba en el terreno de juego en el momento del 0-1, y su cambio podía parecer lógico teniendo en cuenta la superioridad y que en su lugar –y el de Di María– entraron Pablo Sarabia y Ander Herrera, que aportarían mayor contención al centro del campo.

Sin embargo, el daño estaba hecho para Mbappé, y la frustración tenía un gran porcentaje de culpa de él mismo, y lo sabía. Cabizbajo y caminando despacio, el ‘7’ encaró el camino del banquillo al ver su dorsal, y apenas chocó la mano de forma tímida con Sarabia antes de retirarse. No hubo aspavientos ni miradas directas, pero sí un semblante de decepción que deberá trabajar Mauricio Pochettino para que su superestrella no vea cada vez más cercana la puerta de salida, rumbo al Real Madrid.

Lo último en Fichajes

Últimas noticias