Liga Santander: Osasuna – Real Madrid

Bale volvió a ser invisible e intrascendente en Pamplona

Gareth Bale gozó de una nueva oportunidad por parte de Zidane con su titularidad ante el Osasuna. No brilló, marcó ni asistió en otra actuación nefasta del galés

bale
Bale tampoco tuvo su día en Pamplona. (Getty)

Zinedine Zidane volvió a otorgarle una nueva oportunidad a Gareth Bale. El francés apostaba de nuevo por su Plan A, el núcleo duro de su plantilla tras el traspié copero ante la Real Sociedad y el galés estaba entre ellos de inicio. Colocaba al 11 por la derecha, como viene siendo habitual, con Carvajal y Modric como hombre más cercanos e Isco por el otro costado, la teórica banda natural del británico. Y Bale volvió a defraudar.

La primera de Bale no sería con el esférico. En una carrera persiguiendo a un rival, notaba una pequeña molestia que disparó todas las alarmas, aunque aquello quedaría solo en un susto y no revisó ni siquiera de atención médica. El galés intentó buscar obstinadamente la espalda de la pareja de centrales, Unai y David García. Además, estuvo generoso en la presión y en las ayudas a Carvajal. Todo cuenta.

Del galés fueron algunas de las ocasiones más peligrosas del cuadro blanco, sobre todo tras el gol que lograba Unai García tras un córner. En una de las ocasiones en las que Bale apostó por cambiar de banda, por la izquierda, Carvajal le encontraba al segundo palo con un buen centro y éste remataba de volea con su zurda pero el balón impactaba por el lateral de la red. Poco después, otra clara: de nuevo la conexión con Carvajal que le encontraba en el corazón del área y Bale cabeceaba alto desperdiciando una ocasión clarísima.

Pasó desapercibido tras el descanso

En el gol de Isco tuvo una pequeña participación. Tras el paso por los vestuarios, ya no hubo más Bale. El galés falló solo cinco pases de los 26 que intentó (81%) y fue el que más pelotas perdió (5) en el tiempo que estuvo sobre el césped. En el 71′, Zidane le relevó para dar entrada a Lucas Vázquez. Fue el primer cambio. Bale volvió a ser invisible e intrascendente.

A la conclusión del partido, Zidane dejó claro que «no pasa nada con Bale» y que será «importante» en lo que resta de temporada. El galo quiere recuperar al galés para la causa, pero de momento, éste no da motivos para la ilusión. En Liga no marca desde el pasado 1 de septiembre (un doblete contra el Villarreal) y ante Osasuna no aprovechó la oportunidad. ¿Cuándo será la siguiente?

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias