Atípica reacción del francés en la banda

La efusiva celebración de Zidane que enamora a los madridistas

Zidane celebró como pocas veces se le ve el triunfo del Real Madrid ante el Granada, una victoria vital y sufrido que puede valer un campeonato

El técnico francés, que suele ser muy comedido en estas ocasiones, festejó la victoria con rabia

Zidane, celebrando el triunfo en Granada.
Zidane, celebrando el triunfo en Granada.
  • Marcelo González

Es raro ver a Zinedine Zidane celebrando algo con efusividad. Quizás algún gol importante, pero el francés suele contenerse bastante. Es una persona y un entrenador comedido, incluso cuando levanta títulos como la Champions League. Pero este lunes sacó a relucir su versión más impulsiva en ese sentido cuando el colegiado pitó el final del Granada-Real Madrid.

Zidane era plenamente consciente de que la victoria del conjunto blanco en el Nuevo Los Cármenes puede valer una Liga. De hecho, el equipo merengue está a dos puntos de ser campeón, por lo que un triunfo ante el Villarreal en la próxima jornada le basta para cumplir el gran objetivo que se fijó el técnico para esta temporada, ganar el campeonato doméstico.

Celebración con rabia

Y, teniendo en cuenta todo eso y también por lo que tuvo que sudar y sufrir el Real Madrid para llevarse los tres puntos del estadio nazarí, Zizou celebró con mucha rabia y efusividad el triunfo ante el Granada, que dio guerra hasta el final y tuvo varias para empatar. Es una de esas victorias que valen más de tres puntos por lo cerca que está el final de la Liga Santander, y ese grito final del francés que ha enamorado al madridismo lo demuestra.

Obviamente, eso fue en caliente y sobre el césped porque sentía que su equipo tenía media Liga en el bolsillo con el triunfo en Granada, pero luego en sala de prensa recuperó su habitual discurso prudente, insistiendo en que el Real Madrid todavía no ha ganado nada pese a que dependa de sí mismo para ser campeón la próxima jornada. «¿Cerca del título? No, quedan dos partidos y el próximo en casa es muy difícil contra un rival que juega muy bien», comentaba Zidane, que en cualquier caso celebró la victoria como pocas veces se le ha visto: «Estaba contento. El fútbol es muy bonito, pero se sufre. Al final cuando los veo sufrir es normal este grito. Son tres puntos muy importantes. Al final hemos aguantado y es una victoria merecida. Me alegro por ellos”.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias