Las obras avanzan y reportará al club blanco 300 millones al año

El fichaje del Real Madrid es… el nuevo Bernabéu

  • Marcelo González

Tal como adelantó OKDIARIO el pasado 15 de julio, el Real Madrid seguirá jugando en Valdebebas hasta que pueda volver el público a los estadios, algo que a día de hoy parece cada vez más lejano. Esa es la mala noticia para el club blanco. La buena es que las obras del nuevo Bernabéu continuarán avanzando sin parones y acortando plazos.

El coronavirus ha provocado que las obras del nuevo Bernabéu hayan pegado un impresionante acelerón. A día de hoy, ya se han recuperado los plazos previstos inicialmente y el flamante coliseo madridista podría estar terminado a mediados de 2022… o incluso antes. Y cuando el nuevo Santiago Bernabéu vea definitivamente la luz el Real Madrid contará con una baza perfecta para salir de la crisis antes que sus competidores en España y en Europa.

Con la puesta de largo del nuevo Santiago Bernabéu, el club presidido por Florentino Pérez poseerá un tesoro arquitectónico y al mismo tiempo una máquina de hacer dinero. Mucho más que un techo de quita y pon. El club ha apostado por un césped retráctil –se ocultará debajo de las gradas– como ocurre en los grandes estadios de fútbol americano para aprovechar al máximo las posibilidades de un estadio capaz de albergar 80.000 espectadores sentados.

Porque el nuevo Bernabéu es mucho más que una piel envolvente y una capota que se quita o se pone si aparece la lluvia. Según los números que se manejan en el Real Madrid el estadio aportará al club unos ingresos de 150 millones de euros extra por temporada, una cifra que unida a lo que el antiguo ya aportaba superará los 300 millones de euros por curso, el 30% del presupuesto actual.

El espejo del estadio de los Cowboys

El objetivo del Real Madrid es que el nuevo Bernabéu pueda albergar la mayor cantidad de eventos posibles (futbolísticos o no) a lo largo del año para convertir el estadio en una máquina de generar ingresos. El modelo a seguir es el AT&T Stadium, la casa de los Dallas Cowboys, que tiene actividad durante 300 días al año.

El estadio de los Dallas Cowboys, que sirve de inspiración para el nuevo Bernabéu en lo que a su explotación se refiere, alberga un máximo de 10 partidos por temporada, el resto del año se convierte en un carrusel de acontecimientos como conciertos musicales, torneos de e-sports, partidos de baloncesto, torneos de póker, eventos de lucha libre, rodeos e incluso espectáculos de circo. Tampoco hay que olvidar que múltiples empresas contratan por partes el estadio para realizar conferencias y encuentros.

El Real Madrid alcanzó los 175 millones de euros en ingresos entre socios, abonados, entradas, palcos VIP y explotación de los negocios que hay alrededor del estadio en el ejercicio 2018-19, una cifra espectacular pero que cada año aumentaba menos. La gallina de los huevos de oro estaba dejando de poner y con el nuevo Bernabéu los ingresos se dispararán.

Mucho más que un techo retráctil

Además, el nuevo museo del Real Madrid, que tendrá un tour mucho más interactivo, también elevará los ingresos. La creación de una terraza en la azotea del estadio será una de las atracciones del nuevo Bernabéu y estará abierta los 365 días del año. Será un reclamo para los turistas y una manera de subir el caché de las zonas vip y hospitality en los los días de partido.

La posibilidad de esconder el césped y convertir el estadio de fútbol en el mejor escenario para un concierto o cualquier otra actividad en la Comunidad de Madrid también convertirá al Bernabéu en una referencia más allá del fútbol. Si el estadio ya es uno de los iconos de la ciudad, ahora lo será aún más.

El Real Madrid ha visto que ese modelo de negocio ha resultado más que rentable para la franquicia tejana. Los Cowboys son, según Forbes, el equipo deportivo más valorado y rentable del mundo con una estimación de 5.500 millones de dólares. No en vano, el equipo de Dallas lleva sin alcanzar una Superbowl en la NFL desde 1996, pero eso no les ha impedido ser el equipo más valorado.

Más de 300 millones de ingresos al año

Su estadio les ha dado una independencia económica lo suficientemente fuerte como para ser autónomos a los resultados deportivos y tampoco dependen en exceso de los ingresos televisivos. El Real Madrid, que pretende tener el mejor estadio y al mismo tiempo seguir ganando, sabe que este nuevo Bernabéu le dará una ventaja competitiva contra el nuevo modelo de negocio de clubes estado como el PSG o el Manchester City. Los blancos, con esta inversión, se aseguran que no les va a faltar liquidez en ningún momento con una mina así.

En Europa, sólo el Tottenham posee un estadio que se puede equiparar a lo que será el nuevo Bernabéu y ambos clubes están llamados a competir por los eventos deportivos más importantes del Viejo Continente. Ni que decir tiene que estadios de cinco estrellas para la UEFA como el Metropolitano o el Allianz Arena se han quedado por detrás de un Madrid que ha sabido ver mucho más allá.

La inversión de 525 millones de euros parece una nimiedad para lo que los blancos ingresarán a medio plazo. Sin ir más lejos, los Cowboys se gastaron en 2008 la friolera de 1.300 millones de dólares en construir de cero su coliseo. En apenas una década, el dueño ya dio por amortizada dicha inversión. El Madrid se ha modernizado conforme a los tiempos y el nuevo Bernabéu es el mejor de los fichajes posibles.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias