El '22' no ha encontrado una salida del Real Madrid

Isco, salida estancada

La salida de Isco Alarcón del Real Madrid, que el propio jugador pidió hace unas semanas, se encuentra parada y aparcada, con casi total probabilidad hasta el mercado de verano. El futbolista no ha encontrado acomodo e intentará convencer a Zinedine Zidane

Real madrid

Isco sigue sin encontrar su sitio en el Real Madrid pero tampoco podrá obtener acomodo en otro equipo, al menos hasta final de temporada. El centrocampista malagueño pidió marcharse del equipo blanco en el mercado de invierno, tras su relego definitivo al banquillo y con la Eurocopa en el horizonte, pero sus ansias de emprender una nueva aventura parecen sofocadas después de que su vida personal haya tenido cambios y que el Madrid, en principio, no vaya a abrir la puerta a más salidas después de la marcha de Luka Jovic. 

Con las dudas sobre su estado de forma en primera plana, Isco pidió al Real Madrid salir en el mercado de invierno, consciente de que su etapa en el equipo blanco, al menos como actor protagonista, había llegado a su fin. Desmotivado, físicamente en un punto lejano al óptimo y sin la confianza de su gran valedor, Zinedine Zidane, el Sevilla, el Arsenal o el Chelsea preguntaron por la situación de un jugador cuyo talento está fuera de toda duda y que, para activarlo, posiblemente necesitaba un cambio de aires como el comer.

La respuesta del Real Madrid al entorno de Isco fue clara. Entendían las pretensiones del futbolista de sumar minutos de cara a una posible convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa, y no pondrían trabas con un jugador que ha prestado grandes servicios a la entidad. Eso sí, desde el club se pedía que, si el modo de salida era una cesión, se hicieran cargo de la ficha íntegra del jugador, y en caso de traspaso, un montante lógico para afrontar la salida.

El gran problema con Isco está en hacerse cargo de su ficha, en una situación de crisis global debido al coronavirus

Isco, de la mano de su padre y representante, se puso manos a la obra y se ofreció a diferentes equipos, informando de las condiciones necesarias para llevar a cabo la operación. Alarcón posiblemente aún entre en las quinielas para ser titular en un importante número de equipos punteros, pero el gran problema estaba en hacerse cargo de su ficha, de en torno a siete millones netos anuales, en una situación de crisis global debido a la pandemia del coronavirus.

Isco, un imposible para el Sevilla

El Sevilla era el destino potencial que más satisfacía al jugador, y tenía la aprobación del Real Madrid pese a que la llegada, prácticamente seguro, se había dado en calidad de cedido. Julen Lopetegui es un amante del juego del malagueño y con Ivan Rakitic sin dar todo lo que se esperaba de él en sus primeros meses de esta segunda etapa en Sevilla, Isco se postulaba como un refuerzo de peso para acompañar a Fernando y Joan Jordan en la sala de máquinas.

Consciente de que allí contaría con minutos, los esfuerzos se volcaron en intentar llegar a un acuerdo pero el salario del jugador no podía ser absorbido por una entidad acostumbrada a hacer fichajes de desarrollo, y no de jugadores contrastados que cobran esos montantes. El resultado, el mismo que con otros teóricos contendientes por el fichaje, la nada. Y es que Isco, pese al interés suscitado, no ha podido llevar ninguna oferta en firme al Real Madrid. Por ende, la opción de salir está prácticamente descartada para invierno, aunque de cara a la próxima temporada podrían volver a establecer vínculos en pos de un final feliz.

El Sevilla era el destino potencial que más satisfacía al jugador, y tenía la aprobación del Real Madrid, pero los hispalenses no podían absorber su salario

La familia le acerca a Madrid

Así las cosas, Isco se quedaba sin su gran opción en España y el nacimiento de su segundo hijo le apartaba de una aventura en el extranjero que también resulta apetitosa para el futbolista. El ’22’ se ha pasado toda su carrera entre Valencia, Málaga y Real Madrid y sabe que su caché en la Premier o la Serie A es alto, pero la estabilidad familiar pesa aún más que un cambio de aires a mitad de temporada a otro país donde probablemente, ni su mujer ni sus hijos estarían igual de cómodos que en la capital.

El futuro de Isco pinta gris, aunque su intención sigue siendo la de darle la vuelta a la situación y contar con minutos importantes en el Real Madrid de aquí a final de temporada. El malagueño está contando menos que nunca para Zidane, pero el técnico sí ha optado por Alarcón en más de una ocasión para intentar remontar partidos cuesta arriba y ello, unido a la mejora física del futbolista, que contrató recientemente un entrenador personal para ponerse a tono, hacen que su importancia en el equipo pueda subir con el paso de las jornadas.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias