Toda la verdad de la lesión de Sergio Ramos

Sergio Ramos tuvo que ser intervenido en el menisco de su rodilla derecha después de que las molestias que sentía no remitiesen. El jugador no quería pasar por quirófano, pero los médicos le hicieron ver que era la mejor solución. El capitán blanco estará mínimo un mes y medio de baja. Ya sólo piensa en empezar a trabajar para volver cuanto antes

Sergio Ramos
  • J. Iglesias e I. Martín

Las alarmas saltaron pasadas las 16:00 horas del viernes. Tras la rueda de prensa más bronca que ha dado Zidane desde que es entrenador del Real Madrid, jamás el técnico francés se había mostrado tan molesto con la prensa, comenzó el último entrenamiento de la semana y Sergio Ramos, que venía ya entrenando con el grupo y se esperaba que reapareciese ante el Huesca, no se ejercitaba junto al resto de sus compañeros. El capitán, que seguía sintiendo en el menisco de la rodilla izquierda las molestias que aparecieron durante el calentamiento de las semifinales de la Supercopa de España contra el Athletic, se quedaba en el interior de las instalaciones.

Su presencia en El Alcoraz para medirse al Huesca estaba descartada, pero la preocupación era saber qué pasaba realmente en una rodilla que no le dejaba de doler. Durante toda la tarde los servicios médicos del Real Madrid estuvieron pendientes del capitán, hasta que ya entrada la noche y tras ser examinado, se tomó la decisión de que lo mejor era pasar por el quirófano. Una opción que no valoraba ni Sergio Ramos ni su entorno. El central apostaba por continuar con el tratamiento conservador que había llevado en las últimas semanas y que pensaba que le iba a permitir curar y no perderse muchos partidos, pero que visto lo visto no estaba siendo todo lo efectivo que se esperaba. Tres encuentros de baja y el dolor no desaparecía.

Por lo tanto, los médicos del club tomaron la decisión de que lo mejor era someterse a una cirugía muy poco agresiva que cortase los problemas de raíz. Tras sopesarlo y explicarle que este tipo de operación en jugadores mayores de 30 años -el madridista ya ha cumplido los 35- tienen un buen pronóstico, la recuperación es rápida -entorno al mes y medio- y no deja ningún tipo de secuela en la rodilla, finalmente Ramos hizo caso a los galenos y en la mañana del domingo, mientras sus compañeros se encontraban en Huesca concentrados, se sometía a la intervención en el menisco interno. La cirugía ha sido llevada a cabo por el doctor Manuel Leyes, bajo la supervisión de los servicios médicos del Real Madrid.

Confianza en su físico

Tras confirmarse que la operación ha sido todo un éxito, Sergio Ramos ya sólo piensa en empezar a trabajar para volver cuanto antes. El siguiente paso es comenzar una recuperación que se espera que sea rápida. Los plazos no deberían superar los dos meses, por lo que a mediados de marzo debería estar ya totalmente recuperado. No obstante, al haber un parón de selecciones al que, en principio, no acudirá, lo normal es que reaparezca con el Real Madrid en el duelo ante el Eibar que se disputara en el fin de semana del 4 de marzo, por lo que llegaría en pleno estado de forma para el Clásico contra el Barcelona que se jugará una semana después y, si el Madrid es capaz de eliminar al Atalanta, debería estar para la ida de cuartos de final de la Champions.

El Real Madrid ha sopesado y ha terminado apostando porque la mejor opción es perder un mes y medio a su capitán, pero poder contar con él durante los próximos años a pleno rendimiento. Con esta intervención se garantiza sanar por completo el menisco de la rodilla izquierda y poder afrontar con seguridad y sin dolor el resto de su carrera. Con su futuro en el aire, ya que acaba contrato el 30 de junio, el club blanco ha demostrado que cuenta con él tanto para esta temporada como para las que quiera seguir siendo el capitán.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias