La UEFA no sancionará a los tres equipos de la Superliga

Todas las amenazas de Ceferin y Tebas a la Superliga y que no fueron a ninguna parte

Los clubes de la Superliga se quedan sin sanción por parte de la UEFA. Atrás quedan las amenazas de Tebas y Ceferin durante los últimos meses, en los que han tratado de presionar a los clubes para que abandonaran el proyecto

tebas
Ceferín y Tebas fueron a cuchillo a por Florentino.

La UEFA recula y, finalmente, no sancionará a los equipos de la Superliga. Al menos por el momento. Después de varios meses de amenazas, expedientes y demás medidas de presión, la entidad dirigida por Aleksander Ceferin ha decidido suspender el procedimiento abierto contra Barcelona, Juventus y Real Madrid, únicos fundadores que no han dado marcha atrás en su idea inicial. Como ya aseguró Florentino Pérez el día en el que salió a explicar el proyecto, los clubes no podían ser sancionados de ninguna forma y, pese a la insistencia de las ligas nacionales, como del propio Ceferin, así ha sido.

El presidente de la UEFA reaccionó al anuncio del proyecto que haría sombra a su competición más importante, la Champions League, de la manera más beligerante posible. El esloveno se unió a las tres federaciones implicadas, así como a sus ligas, para lanzar un comunicado, con el que pretendía evitar que el proyecto saliera adelante. En él, se amenazaba de inicio con que «los clubes afectados no podrán participar en ninguna competición a nivel nacional, europeo o mundial y sus jugadores podrían verse privados de representar a sus selecciones nacionales».

Esa es la idea que siempre han mantenido tanto en UEFA como en LaLiga, Premier, Serie A y las tres federaciones implicadas. El objetivo era amedrentar a los, en un principio, 12 equipos fundadores. Después, llegaron las presiones del gobierno británico y de las aficiones de los clubes ingleses, provocando la salida del ‘big-six’ del proyecto. Una salida a la que se sumaron Milan, Inter y Atlético.

Real Madrid, Juventus y Barcelona se quedaban solos y Ceferin, crecido al ver que la Superliga no prosperaba, tomaba sus primeras medidas. Se sancionó a los nueve rebeldes con entregar a la UEFA el cinco por ciento de sus ingresos en un año y se les impondrían multas desde los 50 a los 100 millones si incumplían su «compromiso con las competiciones de la UEFA». Además, se anunció que el organismo continental sería más flexible en temas del Fair-Play financiero, para convencer así a PSG de quedarse o a City y Chelsea de marcharse de la Superliga.

Ofensas y expedientes que se van al limbo

A partir de ahí, las amenazas contra los tres rebeldes no cesaron. De hecho, desde Real Madrid y Barcelona han denunciado denunciado todos estos actos, cuyo objetivo era aparcar el proyecto de la Superliga. Desde el Comité Ejecutivo del organismo que rige el fútbol continental llegaban amenazas de expulsión inmediata. De hecho, el presidente de la UEFA llegó a poner en duda la presencia del conjunto blanco en semis de la Champions, en las que se enfrentaba al Chelsea. «Hay posibilidades de que no se juegue la semifinal» declaró. Como es lógico, terminaron disputándose.

La UEFA abrió un expediente a los tres clubes y amenazaba con expulsarles de la próxima Champions League, competición que debe su grandeza, precisamente, a equipos como el Real Madrid o el Barcelona, principales atracciones de la competición en el marco internacional. La sanción se haría pública al finalizar la edición de 2021, algo que no sucedió. Y, ahora, tras serle notificado por la justicia suiza que podría enfrentarse a un delito de desobediencia si imponía cualquier tipo de sanción, se ha echado para atrás.

La Liga, de la mano de Ceferin

Si el Real Madrid y Barcelona no tenían suficiente con aguantar las ofensas constantes de Ceferin, se sumó también a la fiesta Javier Tebas. El presidente de La Liga, se dio cuenta de lo que para él era «una conversación de bar a las cinco de la mañana», iba muy en serio. Reaccionó soltando aún más veneno del habitual contra los dos equipos españoles que quedaban vivos en la Superliga, amenazando con expulsarles también de la competición.

Pese a ser consciente de que la Liga que dirige es invisible sin la presencia de los dos grandes, Tebas se convirtió en el mejor socio de Ceferin en esta guerra contra los equipos rebeldes. Llegó incluso a lanzarle una idea al esloveno sobre lo que debería hacer con los dos grandes del fútbol español: «Más que una sanción, optaría por no inscribirles en la Champions», aseguró el presidente de la patronal del fútbol.

El presidente de la Liga la ha tomado durante este tiempo con Florentino Pérez, al que ha dirigido gran parte de sus ataques en este tiempo. Acusó al mandatario blanco de «estar muy perdido» y de mentir al afirmar que «ni el fútbol está arruinado como él dice, ni la Superliga puede ser la solución». También cargó contra los futbolistas, al señalar -tras subirse él mismo el sueldo en un 30%- que «en lugar de seis ferraris, tendrán siete».

Después de tantas ofensas y amenazas por parte de los mandatarios de la Liga y la Champions, el Real Madrid, el Barcelona y la Juventus no serán sancionados. La UEFA no podrá castigarles por la idea de montar una competición paralela a la Champions League. Un proyecto que pese a la salida de una parte importante de sus fundadores, sigue adelante.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias