¿Cuál es el motivo de sus lesiones?

Todas las respuestas al ‘caso Hazard’

Eden Hazard encadena una lesión tras otra desde su llegada al Real Madrid. Una nueva rotura muscular le vuelve a señalar, pero ¿cuál es el motivo real de sus problemas físicos?

Hazard

Este miércoles, pasadas las cuatro de la tarde, el Real Madrid emitía un nuevo parte médico. El protagonista volvía a ser Eden Hazard y la reacción de los madridistas se repetía con manos a la cabeza y una pregunta en el aire: «¿Por qué?».

El Real Madrid informaba en su nota oficial que el belga, que había sentido molestias al final del entrenamiento, sufría una lesión muscular en el recto anterior izquierdo. Una dolencia casi idéntica a la que ya había sufrido hacía unos meses y que le obligó a perderse hasta ocho partidos. Este parte médico se une a los muchos que encadena un Hazard que parece gafado desde su llegada: diez lesiones, 43 partidos ausente y sólo 2.176 minutos disputados.

¿Qué explicación tiene esta cadena de lesiones en un jugador que en siete temporadas en el Chelsea apenas se había perdido 20 partidos? Son muchas las respuestas que pueden intentar arrojar luz a lo que ya se conoce como el ‘caso Hazard’.

Un bucle negativo

Al poco de conocerse la nueva lesión de Hazard, Kristof Sas, jefe de los servicios médicos de Bélgica, aseguraba que «Eden está en un círculo vicioso del que no es fácil salir». Una teoría que apoya la opinión de José Luis San Martín, ex preparador y recuperador del Real Madrid durante casi 40 años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eden Hazard (@hazardeden_10)

«Es un bucle. Hazard es un jugador explosivo y con él hay que tener un cuidado muy especial sobre todo en la recuperación. El recto anterior es un músculo muy difícil de recuperar porque es el del golpeo. Es muy finito y cicatriza mal. Hay que trabajar muy bien la fase de la readaptación porque si no se producen recaídas», asegura a OKDIARIO. El Profe San Martín, gracias a su larga experiencia trabajando con estrellas como Zidane, Ronaldo o Beckham, también destaca que haber pasado el coronavirus no le ayuda y hace hincapié en los periodos de «inactividad» que ha ido encadenando el futbolista. 

¿Un problema de alimentación?

«Hazard tiene además un genotipo con metabolismo lento con facilidad para acumular grasa, que hay que apuntar que es más importante que el peso», continúa. Y es que el tema de la alimentación es algo que ha perseguido al futbolista desde su llegada al Madrid. 

Más allá de algunas bromas de mal gusto, como la que protagonizaba Burger King recientemente, es cierto que el tema del sobrepeso puede ser una de las razones que han hecho que Hazard no haya llegado a alcanzar su pico de rendimiento óptimo en el Real Madrid.

«Es verdad. No lo esconderé. Cuando estoy de vacaciones, estoy de vacaciones. Había cogido cinco kilos en verano», confesó Eden Hazard en una entrevista mientras se recuperaba de su lesión en el tobillo.  «Soy de los que cogen kilos rápidamente y pierden rápido si presto atención. Cuando tenía 18 años, en Lille, pesaba 72 o 73 kilos. Después, al ganar masa muscular, pasé a 75. En un mal día, 77». Sin embargo, sin ningún rubor confesaba que ese verano en el que había firmado por el Real Madrid subió a los 80 kilos. «Tiene que quedarse a un 6% de grasa y si tiene que pasar hambre, que la pase», aconseja el Profe San Martín.

Una cuestión de estrés

Pero más allá de una mala condición física y una alimentación desproporcionada hay otro factor que está machacando a Eden Hazard desde su llegada: el convivir con la presión que genera a diario ser jugador del Real Madrid.

En noviembre, uno de los médicos de la selección belga, Kris van Crombrugge, había apuntado al estrés como causa de las lesiones de Hazard. «Eden quiere sacar lo mejor de su cuerpo para todos y ahora mismo creo que está por encima del límite. Obliga demasiado a su cuerpo para ofrecer ese rendimiento superior. Tienen grandes expectativas en Madrid con él y ese estrés mental puede traducirse en los músculos», avisaba.

El psicólogo deportivo José Ángel Caperán Vega asegura a OKDIARIO que lo que le está sucediendo a Hazard es «muy frecuente cuando se produce un fichaje importante». «Es un error pensar que porque hayas sido muy caro el rendimiento tiene que ser directamente proporcional a dinero pagado. Todo eso genera ansiedad y tensión muscular. Las sensaciones de impaciencia e incertidumbre conllevan un pensamiento negativo en un deporte explosivo y eso se puede convertir en lesiones», afirma.

«Normalmente el jugador suele pecar de autocrítico ya que es una decepción con uno mismo de nos satisfacer las expectativas propias. Se produce un diálogo negativo pensando en que las cosas no salgan mal o que no vuelvan a repetirse situaciones pasadas. Todo eso son imágenes mentales que generan un nivel de concentración bajo porque no se está pensando en la acción que se ejecuta sino en lo que pasó anteriormente», prosigue este especialista en trabajar con futbolistas.

Consultado por la metodología a seguir en estos casos, José Angel Caperán lo tiene claro: «Debe trabajar con un profesional de forma individualizada. El problema es que en los clubes el equipo de trabajo suele ser multidisciplinar y el trabajo psicológico siempre es voluntario. Para pedir ayuda hay que tener un nivel de madurez y de resolución importante».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eden Hazard (@hazardeden_10)

«Hazard debería trabajar la atención y la autoconfianza. Esto significa que tiene que anticiparse a lo que se va a encontrar, a los posibles errores que se pueden cometer y trabajar a que tiene que atender evitando los que se conoce como las ‘dos miradas’: la externa (con los ojos) y la interna (con los pensamientos).

Poco protegido

A todo ello hay que sumar también el hecho de que Hazard sea uno de los futbolistas menos protegidos de la Liga. Han sido muchos los partidos en los que los jugadores rivales han abusado de la permisividad de los árbitros para frenar al belga a base de patadas. Algunos cálculos arrojan que el atacante madridista sufre una falta cada 23 minutos.

Ello también ha generado una inseguridad en Hazard que le ha podido hacer variar su manera de afrontar a los rivales y perder las confianza en sus mecanismos y acciones habituales.

Así pues, parece evidente que el problema de Hazard va más allá de la mala suerte, una mala recuperación de lesiones anteriores o una cuestión de falta de confianza. Es la mezcla de todos los factores que rodean al belga lo que ha hecho que muchos le señalen ya como uno de los peores fichajes de la historia del Real Madrid. ¿Será capaz de revertir la situación?

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias