Se plantean la Champions como un torneo de pocas semanas

La UEFA empieza a aceptar una convivencia con la Superliga Europea

champions league
La UEFA está condenada a entenderse para salvar la Champions. (AFP)

La Superliga Europea va viento en popa hasta tal punto que la propia UEFA se plantea una manera de convivencia con la Champions League. Karl-Heinz Rummenigge, director general del Bayern de Múnich, ha declarado que en la televisión del club que «la UEFA está considerando una Semana del Fútbol como una gran atracción futbolística un poco como la Super Bowl. Eso suena bien, a los aficionados les gustará en mi opinión».

La idea es que una capital europea acoja todos los partidos de la competición en un formato comprimido reuniendo a todas las aficiones implicadas y generando una gran atmósfera de fútbol. En baloncesto, sin ir más lejos, este tipo de torneos son los que más atención y afición reúnen. El formato todavía debe ser determinado, pero hay muchas propuestas sobre la mesa y la idea es conseguir que salga un campeón en cinco partidos.

Las palabras del dirigente bávaro suenan a que la UEFA se estaría planteando un método para salvar su buque insignia tras la experiencia positiva y emocionante que representó la última edición de Champions en Lisboa y que apenas se pudo llevar a cabo en dos semanas. ¿Se está planteando la Champions League convertirse en una especie de Copa del Rey a la Europea?

Nadie descarta este extremo, visto que la FIFA –máximo organismo mundial– y los grandes clubes europeos –encabezados por el Real Madrid– parecen estar de acuerdo en la necesidad de aumentar los ingresos mediante la Superliga. ¿Y qué cabida tendría en todo esto la Champions League? La opción planteada por los grandes clubes de la Superliga es que jueguen fijo los 18 equipos que integrarán la nueva competición y 14 más que consigan la clasificación en un formato de eliminación directa recuperando el formato más clásico de la Copa de Europa.

«La fase de grupos de la Champions es aburrida. La competición se ha vuelto monótona y debe cambiar», añade Rummenigge, quien ya deja ver las líneas maestras de lo que los grandes clubes quieren para que no desaparezca la Champions y toda su gran historia. «Si juegas en un sistema de eliminatorias, el ganador se lo lleva todo. El perdedor, que de otra manera hubiera tenido una segunda oportunidad en un partido de vuelta, queda eliminado», apuntó.

Los grandes clubes tienen claro que el fútbol debe cambiar y ya marcan las líneas maestras a una UEFA que deberá aceptar esta propuesta si no quiere quedarse fuera del reparto del pastel del nuevo orden. La Champions podría volver a sus orígenes con eliminatorias a cara de perro dándole a la competición un toque más impredecible y emocionante. Sería la única forma de que esta competición no perdiese su aura ante la próxima salida de la Superliga Europea.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias