Medié Jiménez consideró que era el último hombre

El VAR expulsó a Militao a los ocho minutos tras una polémica falta a Sergio León

Medié Jiménez, después de la revisión del VAR, enseñó la tarjeta roja directa a Eder Militao, después de que el central brasileño cometiera una tremenda imprudencia y derribara a Sergio León. La falta es clarísima e imperdonable, pero quedan dudas –por la posición de Varane– de que fuera el último hombre y, por ende, justamente expulsado

Militao
Militao fue expulsado por Medié Jiménez.
  • OKDIARIO

Eder Militao contó con una nueva oportunidad de demostrar sus cualidades y, superados los siete minutos de partido, volvió a convencer a la multitud de que no está listo para jugar en el Real Madrid. El central brasileño cometió una tremenda imprudencia en una acción clara de ataque de Sergio León, en la que derribó al delantero y fue expulsado de forma directa. ¿Roja justa? No en primera instancia para Medié Jiménez, pero sí para el VAR, que llamó al colegiado, provocando su rectificación.

Medié había enseñado una tarjeta amarilla a Militao que parecía justa, a tenor de la posición de Varane, que estaba en la misma línea de Sergio León. Sin embargo, la revisión del VAR deparó más dudas una vez vista repetida la acción. El delantero del Levante cambia la dirección del balón con un control orientado, que podía apartar a Varane de las posibilidades de cortar la ocasión manifiesta de gol. En ese momento, Militao llega sin freno desde atrás y comete falta sobre Sergio.

La revisión del VAR se entendió como una roja clara desde la sala VOR y, como tal, avisaron a Medié Jiménez de que debía acudir a la pantalla para ver repetida la jugada. Segundos después, el colegiado catalán cambió la amarilla a Militao por una tarjeta roja que significaba su expulsión inmediata del partido, además de un marrón para el Real Madrid que, eso sí, podría adelantarse minutos después, ya con 10, por mediación de Marco Asensio.

El encargado de dirigir el VAR desde la Sala VOR era Cuadra Fernández, que tomó la decisión de llamar a su compañero a que viera la acción repetida en primera persona. Cabe recordar que para enseñar tarjeta roja directa debe ser por una acción clara y manifiesta y la posición de Varane invita a pensar en lo contrario. Si la acción no hubiera cambiado el rumbo de su veredicto, Militao se habría mantenido en el partido con tarjeta amarilla.

Justa o no la expulsión de Militao, la imprudencia del central brasileño bien vale su regreso al ostracismo, del que salió por obligación debido a las bajas de Sergio Ramos y Nacho. El canterano le ha adelantado como tercer central del Real Madrid y la expulsión ante el Levante puede resultar una sentencia definitiva para las posibilidades de Eder de triunfar en la casa blanca.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias