Invisible para Tite contra Venezuela y contra Uruguay

El viaje más tonto de Vinicius con Brasil: 21.000 kilómetros y cero minutos

Tité convocó a Vinicius para los dos partidos con la selección absoluta de Brasil y no le ha utilizado ni un minuto ni contra Venezuela ni contra Uruguay.

Zidane da el O.K. a la salida de Vinicius para que llegue Mbappé

vinicius
Vinicius se lamenta en un partido del Real Madrid. (AFP)
  • Marcelo González

Vinicius ya está en Madrid después del viaje más tonto que ha podido hacer con la selección de Brasil. Casi 21.000 kilómetros entre pecho y espalda, concentrado, lejos de su familia y del trabajo con el Real Madrid, para quedarse en blanco. Tanto ante Venezuela como ante Uruguay Tite no le dio ni un minuto.

Un total de 20.700 kilómetros en avión en diez días se ha metido Vinicius con la selección de Brasil, desde que se desplazase desde Madrid hasta Río de Janeiro el pasado 9 de noviembre para acudir a la llamada de Tite con la canarinha. En ese tiempo Vini ha completado los siguientes trayectos aéreos: Madrid-Río, Río-Sao Paulo y Sao Paulo-Río para el primer encuentro, Río-Montevideo para el segundo y Montevideo-Madrid para el regreso a casa.

Vinicius se ha vuelto a cero. De vacío. Tite no le ha dado ni cinco de pelota, que dicen en Argentina. Sí, le llamó para la convocatoria con Brasil, que ya es más de lo que se merece para muchos. Pero el premio de entrar en la citación de Tite no ha visto traducido en unos minutos de juego que Vini necesita para seguir madurando (en un proceso que va ya para tres años desde que llegó al Madrid) y, sobre todo, recuperando confianza.

Vinicius, carne de banquillo

Ante Venezuela, Tite aguantó los cambios al máximo y luego el 1-0, de Firmino en el 67′, le bastó para seguir con una política conservadora en su rotación. Fue un mal síntoma para Vinicius quedarse a cero ante Venezuela, el rival más débil que tenía Brasil en esta ventana, porque la siguiente jornada era de mayor dificultad, la visita a Uruguay en Montevideo. Se cumplió el guión: Brasil ganó 2-0 y Vinicius se volvió a quedar calentando… banquillo. Tite ni siquiera agotó los cambios.

Vinicius preparó su trayecto de vuelta a Madrid desde Montevideo en lugar de volver a Brasil para sumar otro vuelo más y, de paso, llegar a tiempo de estar este jueves a las órdenes de Zidane en Valdebebas. El joven futbolista no se queja, porque sabe que este tipo de viajes en vacío son necesarios para seguir cogiendo experiencia y forman parte del peaje a pagar para poder ser algún día un jugador importante en la selección de Brasil.

Ahora le toca volver a seducir a Zidane, que podría darle la oportunidad de ser titular en Villarreal, sobre todo si Hazard sigue dando positivo por Covid-19.  A pesar de haber arrancado con los mismos altibajos que el resto del equipo Vinicius es, empatado a tres tantos con Fede Valverde y Sergio Ramos, el segundo máximo goleador de este Real Madrid tan irregular.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias