De las rotaciones a los simples retoques

Zidane reinventa su método

El bajo nivel demostrado por la segunda unidad de la plantilla del Real Madrid durante esta temporada obliga a Zidane a cambiar su método de cara a la recta final del curso

Zidane
  • Javier Chas

La plantilla del Real Madrid no es la de temporada 16/17. Durante ese curso, en el que el equipo ganó un histórico doblete, Zinedine Zidane destacó por la gestión de un vestuario con un fondo de armario muy amplio. El técnico francés aplicaba bastantes rotaciones en el once inicial cada fin de semana, hasta el punto de contar con dos unidades en la plantilla: la unidad A, que llegó como un tiro a la recta final de la Champions League, y la unidad B, clave en la consecución del título liguero y en el descanso de los teóricos titulares.

Además de los Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos o Modric de esa unidad A, el segundo equipo del Real Madrid de Zidane tenía a hombres como Danilo, Pepe, Kovacic, Asensio, Isco, Morata y las mejores versiones de James y Nacho. Una plantilla tan completa que sería insostenible sin un entrenador como Zidane. Si bien las rotaciones siempre han sido de su gusto, el francés es consciente de que esa plantilla era infinitamente superior a la de este año, y en consecuencia no tendría sentido que la cantidad de las rotaciones fuera la misma.

La segunda unidad del Real Madrid ha fracasado durante esta temporada. Ejemplo de ello son las derrotas en Mallorca o ante la Real Sociedad en la Copa del Rey, en las que las rotaciones de Zidane lastraron al equipo. El equipo sufre cuando hay muchos cambios en la plantilla, en parte por el bajo nivel demostrado durante esta campaña por jugadores como Lucas Vázquez, Nacho, James y compañía.

La evolución de Zidane: de las rotaciones a los simples retoques

A pesar del calendario apretado que tendrá por delante el Real Madrid en la lucha por el título liguero, con partidos cada 72 horas, el plan de Zidane no es el de aplicar rotaciones masivas, sino sólo retoques. De esta forma, ocho jugadores forman parte de la indiscutible columna vertebral del equipo y jugarán casi todos los partidos de inicio: Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Casemiro, Kroos, Hazard y Benzema.

A partir de ahí, Zidane cuenta con seis jugadores más para ganar esta Liga: Modric, Marcelo, Isco (cuando se recupere de su lesión), Vinicius, Valverde y Marco Asensio, que estuvo muy bien en su regreso a la competición ante el Valencia. Se trata de hombres de la máxima confianza de Zidane y que podrían ser claves esta temporada. Más allá de estos seis jugadores, Areola, Militao, Nacho, James, Brahim, Rodrigo, Bale, Lucas Vázquez, Jovic y Mariano no parece que vayan a contar con mucho protagonismo en esta recta final de temporada. No han aprovechado las oportunidades y algunos de ellos afrontan sus últimos meses en el club.

De las rotaciones a los simples retoques, ese es el cambio del método de un Zinedine Zidane obligado a hacerlo por el bajo nivel demostrado por la segunda unidad del equipo durante esta temporada.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias